La Generalitat aprueba un Plan de Autovías por 1.500 millones a financiar por capital privado

El Consell Executiu de la Generalitat de Cataluña aprobó hoy una modificación de la Ley de Carreteras que supone dar ‘luz verde’ al Plan de Autovías, que prevé una inversión de 1.500 millones de euros.

La mayor parte de esta inversión se financiará por la iniciativa privada a través del denominado sistema de ‘peaje en la sombra’ por el que la Administración se encarga de abonar a la concesionaria el importe del peaje en función del tráfico que registre la autovía, que resulta así libre de tasas para los usuarios.

Actualmente, la ley estatal que regula el contrato de concesión de obra pública establece que las empresas privadas podrán participar en la construcción y explotación de las carreteras mediante dicha concesión.

Con la modificación de la Ley de Carreteras, la Generalitat, antes de decidir la construcción de una vía en régimen de concesión de obra pública, tendrá que aprobar un estudio de viabilidad de dicho contrato que, a su vez, incorpora otro informe de viabilidad económica-financiera que contempla el sistema de financiación propuesto para la obra.

Este punto es el que abre la posibilidad de emplear el ‘peaje en la sombra’, el método que la Generalitat quiere utilizar para impulsar un Plan de Autovías con una inversión aproximada de 1.500 millones de euros.

CUATRO NUEVAS AUTOVÍAS.

El conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joquim Nadal, explicó que dentro de este Plan se construirán cuatro nuevas autovías, cuyo presupuesto global de 515 millones de euros ya aprobó la Generalitat el pasado mes de diciembre.

Estas nuevas vías serán los ejes Vic-Ripoll, por 220,6 millones de euros, así como el Maçanet-Platja d’Aro (61,3 millones), el Vilanova-Manresa (181,7 millones) y Reus-Alcover (51,4 millones). El plazo para la puesta en servicio de todas ellas está prevista para 2008.

Además de estas autovías, la Generalitat contempla el desdoblamiento del Eix Transversal –C-25–, valorado en 794 millones de euros.

Otra de las actuaciones previstas en el Plan de Autovías, según comentó el conseller, es la construcción de la B-500, un eje entre Barcelona y el Vallès a través del túnel de la Conreria, que la Generalitat “intentará encargar a Tabasa”, que ya gestiona el túnel de Vallvidrera.

Igualmente, se incluyen dos nuevos carriles-bus de acceso a Barcelona, en la C-58 y en la AP-7 desde Molins de Rei a la avenida Diagonal.

Al margen de esta modificación legal, la Generalitat aprobó hoy una inversión de 8,6 millones de euros para mejorar la carretera B-402 entre Guardiola de Berguedà y La Pobla de Lillet (Barcelona). Estas obras corresponden a la primera fase de una actuación global que afectará también a las carreteras GI-401 y GI-402 hasta Campdevànol.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Jose Antonio dice:

    Quisiera saber por favor, cuando comenzará la construcción de la autovia b-500 y cuando entrará en funcionamiento. Asimismo desearia saber si esta previsto el transporte publico por dicha autovia en sentido Maresme-Valles y viceversa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.